sábado, 26 de octubre de 2013

La importancia de la identidad digital en la docencia



La identidad digital “Es la huella que tenemos en Internet”, es decir, la información que aparece de nosotros cuando tecleamos nuestro nombre en cualquiera de los buscadores que habitualmente utilizamos. Esta información no necesariamente tiene que ser contada o subida a la red por nosotros mismos, si no que son muchas las personas que pueden decir, etiquetar o contar algo de nosotros mismos que ayuda a que, queramos o no queramos, tengamos presencia digital.


Fuente: http://moss-seleccion.com/Blog/?p=103




La identidad digital no es lo que aparece acerca de nosotros al realizar una búsqueda, como a veces se simplifica, sino la idea que se transmite de uno mismo a través de Internet. Hay personas que de forma simplista deciden esconderse en Internet con la falsa ilusión de desaparecer totalmente de los medios públicos. No se dan cuenta de que lo único que hacen es dejar que sean los demás los que construyan su propia imagen. Esta imagen, creada de forma fragmentaria y parcial por personas a las que no podemos controlar, hará que proyectemos una imagen falsa y casi con toda seguridad perjudicial para nosotros mismos. La única solución es compensar la información ajena (salvo que seamos una celebridad ésta será más bien escasa) con la nuestra propia. Si al realizar una búsqueda aparece en los primeros lugares nuestro perfil en una red social como Facebook, un blog donde escribamos de forma periódica, algún foro en el que intervengamos de forma más o menos constante o una colección de fotos que hayamos hecho, habremos conseguido mucho, ya que la gran mayoría de las personas que buscan algo se suelen quedar con las 10 primeras páginas mostradas. ¿Qué hay que hacer entonces? Simplemente participar en Internet de forma natural (sin artificios ni falsas imágenes de nuestra propia personalidad) y dejar que nuestra propia información sustituya a la ajena, algo que con toda seguridad sucederá en poco tiempo.



La tarea de de los Centros educativos

Es una tarea ineludible de los centros educativos el enseñar a los alumnos a manejar su vida privada y profesional a través de Internet ya que éste ha pasado a formar parte de aquello que las personas deben saber administrar, no solo en su vida de adulto, sino ya desde el primer momento que entran en la Red.
Citaremos a continuación algunos puntos que deberían ser incluidos en los proyectos a desarrollar por cualquier Centro educativo. Esta serie de recomendaciones pueden introducirse paulatinamente a partir de 5º de Primaria hasta Bachillerato, aunque en 2º y 3º de ESO ya deberían tener unas bases sólidas sobre un comportamiento cívico y constructivo en la Red.


  • Enseñar a convivir a los niños en Internet. Respetando la propia privacidad e intimidad en primer lugar y la de los demás en segundo.
  • Fomentar la publicación de trabajos escolares que favorecerán la imagen y la identidad digital de los alumnos.
  • Enseñar a respetar el trabajo de los demás, no copiando y aprendiendo a utilizar sólo lo que tiene licencia de uso, citando siempre las fuentes originales.
  • Enseñar a ponerse en contacto con especialistas en una materia, principalmente a través de las redes sociales, para aprender desde las fuentes de la cultura.
  • Fomentar las discusiones académicas con la finalidad de modular el comportamiento de los jóvenes cuando entran en contacto con otras personas que quizás tengan opiniones diferentes a las suyas.
  • Fomentar el trabajo en equipo, en colaboración con otros mediante las redes sociales.
  • Fomentar el autoaprendizaje, enseñando a establecer las conexiones necesarias con las personas apropiadas.
  • Fomentar la participación en proyectos solidarios y culturales realizados en la Red.

Estos puntos sugieren que los Centros educativos deberían disponer de sus propias redes sociales. Tanto para actuar como campo de aprendizaje práctico para la convivencia como de apoyo a la docencia presencial. Siendo así que en realidad se llega al aprendizaje práctico de la convivencia a través del uso de las redes con fines docentes. La confluencia de ambos aspectos prepará a los niños y jóvenes a vivir la Red como un lugar de trabajo y oportunidades y no sólo de ocio.

Para conseguir estos objetivos es importante la formación del profesorado, que debe conocer los riesgos existentes en Internet, pero muy especialmente los beneficios que superan con creces los aspectos negativos. De lo contrario se cae en una demonización e infravaloración de Internet y las redes sociales que pueden perjudicar muy gravemente el futuro laboral de los jóvenes. Internet y muy especialmente las redes sociales como fuente de aprendizaje y colaboración, han creado un ecosistema que simplemente era inexistente hace diez años y en el que va a continuar el crecimiento de su importancia a medida que la sociedad avanza.
No menos importante es la formación de los padres y madres que igual que no abandonan a sus hijos en la calle para que jueguen cuando son pequeños, tampoco pueden dejarlos solos en Internet, muy especialmente cuando hablamos de niños de corta edad.

A modo de conclusión es conveniente destacar la necesidad del uso de las redes sociales por los alumnos desde el ambiente controlado de la escuela, donde se les puede guiar y aportar el valor didáctico e indiscutiblemente útil para la futura vida profesional de los alumnos. Esto se conseguirá a través de la propia red social del Centro educativo así como la adecuada formación de profesores y padres.

Leer más: http://jjdeharo.blogspot.com/2011/03/identidad-digital-y-redes-sociales.html#ixzz2iqDwUlsp
Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial Share Alike

No hay comentarios:

Publicar un comentario

venga anímate y comenta